Publicidad

BIZCOCHO DE NATA CON PASAS Y WHISKY

Bizcocho de nata con pasas y whisky, historia:


Volvemos con una nueva receta de bizcocho en Postres Caseros, que en esta ocasión será un bizcocho de nata con pasas y whisky tan esponjoso que os va a hacer llorar de felicidad. Hay algo que todavía no termina de quedarme bien y es lo de las pasas. Siempre se me van abajo (al desmoldarlo quedan arriba) incluso haciendo lo de untarlas en harina. En fin, tendré que seguir investigando para que haya pasas por todo el bizcocho y cada bocado sea una sorpresa en sabor. Ahora vamos ya a ponernos a cocinar, que no me aguanto más las ganas de enseñaros cómo se hace este rico bizcocho.

Publicidad

Vídeo paso a paso:


Publicidad

Ingredientes


  • 8 huevos medianos (o 6 gordos)

  • 250 g de nata líquida

  • 200 g de aceite de oliva virgen extra

  • 400 g de harina

  • 16 g de levadura en polvo (polvos de hornear)

  • 320 g de azúcar

  • 200 g de pasas sin hueso

  • 1 buen chorro de whisky



Publicidad

Bizcocho de nata con pasas y whisky, preparación:


  • Paso 1

    Unas 2 horas antes de empezar (o el tiempo que queráis), pondremos en un bol las pasas sumergidas en whisky para que se hidraten.

  • Paso 2

    Comenzamos poniendo en el bol de nuestro batidor los huevos con el azúcar. Iniciamos el batido a velocidad máxima durante 6-8 minutos hasta que tengamos una mezcla que ha crecido en tamaño y sea de un color blanquecino.

  • Paso 3

    Pasado ese tiempo, ponemos la nata, el aceite y batimos hasta que queden integrados. A continuación, paramos el batidor, sacamos el bol y añadimos la harina mezclada con la levadura a través de un colador para tamizarlas. Una vez integrado todo, añadiremos las pasas hidratadas en whisky.

  • Paso 4

    Ahora engrasamos el molde con un spray desmoldante y vertemos toda la mezcla.

  • Paso 5

    Encendemos el horno a 170 grados con calor arriba y abajo SIN ventilador, y cuando esté caliente metemos el bizcocho durante 40 minutos.

  • Paso 6

    Cuando pasen los 40 minutos comprobamos si nuestro bizcocho está terminado pinchándolo con una aguja y si sale limpia podemos retirarlo. Como añadido, podéis dejarlo 10 minutos más en el horno con el calor residual (con el horno apagado, entiéndase). Cuando se haya atemperado un poco lo desmoldamos para que no sude y en que esté frío del todo ya podremos comerlo. Y hasta aquí la receta de hoy amig@s, mañana nos veremos de nuevo con un plato delicioso en Cocina Familiar.


Publicidad

Descarga y disfruta la APP de Cocina Familiar:


VIDEO DEL DIA EN MI CANAL DE YOUTUBE (SUSCRIBETE)


Deja tu comentario


Síguenos en redes sociales


Colaboran con Postres Caseros:

   

Postres Caseros colabora con:

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información