Publicidad

COMO HACER TARTA DE QUESO FRÍA CON GELATINA DE MANGO

Como hacer tarta de queso fría con gelatina de mango, historia:


Como hacer tarta de queso fría con gelatina de mango. Una tarta fácil de realizar y que te servirá para contentar a tus invitados en invierno y en verano.

La receta de hoy es de lo mejorcito que vais a encontrar en cuanto a tartas sin horno se refiere. Es un delicioso cheesecake de mango, la clásica preparación de la base de galleta y la mezcla con queso de untar, rematada con una deliciosa mermelada de mango casera.

Para hacer la tarta, os recomiendo utiizar el molde que veis en las fotos y el vídeo. Es un molde de aro desmontable que en la base tiene un pequeño canal para que, en caso de que llegue a filtrarse un poco de líquido del molde, éste caiga al canal y no lo pringue todo.

Las tartas de queso frías son fáciles de hacer y gustan a la mayoría de las personas. También tienen otra ventaja y es que puedes regular la cantidad de azúcar a tu gusto. Incluso sustituirla por algún edulcorante tipo Stevia...

Publicidad

Vídeo paso a paso:


Publicidad

Ingredientes


  • 250 g de galletas maría

  • 125 g de mantequilla

  • 2 mangos

  • 8 láminas de geltina (o 12 g de gelatina en polvo)

  • 400 g de azúcar (200 para la cobertura y 200 para la tarta)

  • 1 l de leche

  • 500 ml de nata líquida (crema de leche)

  • 6 sobres de cuajada en polvo (72 g)

  • 600 g de queso crema



Publicidad

Como hacer tarta de queso fría con gelatina de mango, preparación:


  • Paso 1

    Comenzamos pulverizando las galletas en la picadora que viene con la batidora (con muchas de ellas viene) y luego las mezclamos con la mantequilla, que debe estar en punto de pomada. A continuacion, ponemos la mezcla en el molde extendiéndola procurando que quede repartida lo más igualmente posible por toda la base. Después metemos el molde al congelador durante el tiempo que nos cueste preparar la mezcla de queso.

  • Paso 2

    Para preparar la mezcla líquida, ponemos una cazuela al fuego de baja intensidad, ya que no queremos que la mezcla hierva en ningún momento. Vertemos la leche y la nata junto a la cuajada en polvo. Removemos bien para que la cuajada quede perfectamente mezclada. En caso de que no encontréis cuajada en polvo, la cantidad equivalente en láminas de gelatina serían 10 láminas y en el caso de que utilicéis gelatina en polvo (grenetina en América), la cantidad serán 15 g.

  • Paso 3

    Una vez esté disuelta la cuajada, añadimos 200 g de azúcar y volvemos a batir. Luego agregamos el queso y lo mismo, batimos hasta que quede disuelto en la mezcla. 

  • Paso 4

    Una vez tengamos la mezcla terminada, sacamos el molde del congelador y volcamos toda la mezcla en su interior de forma pausada para que no cause ningún impacto en la base. Ahora tenemos que esperar a que se enfríe para meterla en la nevera, donde estará un mínimo de 4 horas (si son 8 mejor, quedará más cuajada).

  • Paso 5

    Pasado ese tiempo, nos ponemos a preparar la cobertura. Pelamos y troceamos los mangos, y lo ponemos todo en una cazuela junto a los otros 200 g de azúcar restantes. Encendemos el fuego a media intensidad y vamos aplastando poco a poco el mango con una paleta para que se vaya deshaciendo.

  • Paso 6

    En que la mezcla empiece a hervir, bastará con cocinarlo durante 10-15 minutos más. Si después de eso consideráis que hay trozos demasiado grandes de mango, lo pasáis con la batidora para conseguir una mermelada fina. Cuando tengamos la cobertura en ese punto, pondremos a hidratar las láminas de gelatina en un bol con agua.

  • Paso 7

    Una vez esté hidratada, debemos esperar a que la mermelada se enfríe un poco antes de añadirla. Cuando lo haya hecho, ponemos las láminas y mezclamos para integrarlas.

  • Paso 8

    Retiramos la mermelada del fuego y esperamos a que se atempere un poco. Mientras tanto, haremos unas rayas con un tenedor sobre la superficie de la tarta. De esta forma la mermelada no se resbalará de la tarta al solidificarse.

  • Paso 9

    Acto seguido, volcamos la mermelada poniendo una cuchara con la curva hacia arriba en el medio, para reducir el impacto de la mermelada en la superficie de la tarta.

  • Paso 10

    Ya solo nos queda esperar a que la cobertura se solidifique y listo, ya podremos comernos este delicioso cheesecake de mango sin horno. Hasta aquí la receta de hoy, mañana volveremos a vernos con una nueva receta en Cocina Familiar.


Publicidad

Descarga y disfruta la APP de Cocina Familiar:


VIDEO DEL DIA EN MI CANAL DE YOUTUBE (SUSCRIBETE)


Deja tu comentario


Síguenos en redes sociales


1 Comentarios
Smithg250
15/08/2018

I actually got into this post. I located it to be fascinating and loaded with exclusive points of interest. I like to read material that makes me believe. Thank you for writing this fantastic content. ekadbffkaedkddck

Colaboran con Postres Caseros:

   

Postres Caseros colabora con:

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información