Publicidad

GALLETAS DE LIMÓN Y LECHE CONDENSADA

Galletas de limón y leche condensada, historia:


Deliciosas, suaves y sencillas galletas de limón y leche condensada para que preparéis en casa un día de estos, dando una maravillosa sorpresa a vuestras familias. Lo que realmente me ha sorprendido de estas galletas es la textura. Tienen cierto crujiente y al mismo tiempo una esponjosidad sin parangón. De verdad que os van a sorprender. Hice una gran cantidad de masa porque ya sé lo que pasa en mi casa. Hago poco y en 5 minutos han desaparecido todas las galletas, así que esta vez me dije que tenían que durar al menos 10. Si queréis hacer menos cantidad, tendréis que calcular los ingredientes proporcionalmente. Ya sabéis que en repostería hay que ser lo más exactos posible.

Publicidad

Vídeo paso a paso:


Publicidad

Ingredientes


  • 250 gr. de mantequilla

  • 200 gr. de azúcar

  • 1 bote de leche condensada de 370 gr.

  • El zumo y la ralladura de un limón

  • 2 huevos

  • Harina, la que admita (será aproximadamente un kilo)

  • 20 gr. de levadura



Publicidad

Galletas de limón y leche condensada, preparación:


  • Paso 1

    Comenzamos derritiendo la mantequilla y poniéndola en un bol junto al azúcar. Mezclamos un poco y añadimos la leche condensada, volviendo a remover hasta que todo esté integrado.

  • Paso 2

    Después rallaremos la cáscara de limón, intentando no rallar la parte blanca, solo la amarilla. Luego cortamos ese mismo limón por la mitad, lo exprimimos y añazimos el zumo a la mezcla. Después rompemos los 2 huevos y también al bol. Volvemos a mezclar para integrar los nuevos componentes.

  • Paso 3

    Ahora mezclamos la harina con la levadura y vamos tamizándola directamente en el bol con colador. A medida que vayamos poniendo harina iremos mezclando. Cuando veáis que os cuesta mucho remover con el batidor, pasad a hacerlo a mano. Tenéis que poner harina hasta que veáis que ya no se os pega en las manos ni en el bol.

  • Paso 4

    Le damos forma, la alisamos y la envolvemos en papel film. Seguidamente la metemos en la nevera un par de horas para que se endurezca.

  • Paso 5

    Pasado ese tiempo sacamos la masa de la nevera y disponemos una superficie plana con harina espolvoreada para estirarla. Con la ayuda de un rodillo estiramos la masa hasta que nos quede con unos 7 mm. de grosor. Luego cogemos nuestros cortapastas de Tescoma de dos tamaños en un mismo utensilio, que podéis ver con más detalle PULSANDO AQUÍ, y vamos cortando las galletas.

  • Paso 6

    A medida que vayamos cortando las galletas, las colocamos en una bandeja de horno plana, en la que habremos puesto un papel de horno. Encendemos el horno a 180 grados con calor arriba y abajo SIN ventilador.

  • Paso 7

    Cuando esté caliente metemos la bandeja al horno, donde tendremos cocinando las galletas unos 17 minutos, siempre y cuando tengan este grosor. Si fueran más finas el tiempo sería menor. Pasado ese tiempo, comprobáis si todavía están algo blanditas. Esto no quiere decir que tengáis que dejarlas más, ya que al enfriarse se endurecen.

  • Paso 8

    Una vez frías, ya podemos degustar tranquilamente estas deliciosas galletas de limón y leche condensada. Os animo a hacerlas si queréis disfrutar de unas buenas pastas. Me despido por hoy amig@s, mañana más y mejor en Cocina Familiar.


Publicidad

Descarga y disfruta la APP de Cocina Familiar:


VIDEO DEL DIA EN MI CANAL DE YOUTUBE (SUSCRIBETE)


Deja tu comentario


Síguenos en redes sociales


3 Comentarios
mery
09/12/2017

se puede congelar la masa?

Janett
29/09/2017

Buenas resetas voy a preparar a ver como me salen

Selva
19/03/2017

Muy buena la receta las estoy haciendo Saludos desde la Patagonia Argentina. Selva

Colaboran con Postres Caseros:

   

Postres Caseros colabora con:

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información