Publicidad
Publicidad

MOUSSE DE CHOCOLATE CON NATA

Mousse de chocolate con nata, historia:


El postre de hoy es muy conocido por la mayoría de la gente, pues aparece en las cartas de muchos restaurantes. Lo cierto es que una mousse de chocolate es un deleite para el paladar, pero si además le pones nata por encima... el disfrute se eleva mucho más, si es que eso es posible.

La primera vez que aparece la mousse como postre, es en el recetario del cocinero francés Menon en 1755. En este libro se describe cómo hacer mousse de chocolate, de café y de azafrán. Según se describía en el recetario, se preparaba con nata batida y se podían añadir claras de huevo. Luego se servían en unos vasitos de vídreo o plata, que había que guardar en hielo durante 2 horas. Ya vemos que esta preparación francesa va camino de cumplir 300 años (de su aparición en el recetario) y para mí que va a ser eterno, porque está tan rico que nadie va a permitir que un manjar así quede en el olvido.

Publicidad

Vídeo paso a paso:


Ingredientes


  • 300 g de chocolate fondant (70% de cacao)

  • 80 g de mantequilla
  • 100 g de azúcar
  • 4 huevos
  • 4 láminas de gelatina neutra
  • 500 ml de nata líquida para montar (crema para batir)
  • 135 g de azúcar glas (azúcar impalpable)


Publicidad

Mousse de chocolate con nata, preparación:


  • Paso 1

    Comenzaremos montando la nata poniendo en un bol (en mi caso en el bol del batidor mecánico) la nata líquida y 100 g de azúcar glas. Batiremos a velocidad máxima (igualmente en el caso de que tengáis un batidor de varillas normal) hasta que esté espesa, aunque no hecha mantequilla, claro. Una vez montada, la ponemos en un bol que podamos meter a la nevera, lo tapamos con papel film transparente y la tenemos ahí durante 1 hora.

  • Paso 2

    A continuación, montaremos el merengue con las claras de los 4 huevos, 35 g de azúcar glas y una pizca de sal. Ahora lo batimos a velocidad máxima hasta que estén bien montadas. La prueba de que está hecho, es volcando el bol y si no se cae, es porque está perfecto. Si os da miedo que se os caiga, mejor no lo hagáis...

  • Paso 3

    Una vez hecho el merengue, nos pondremos a fundir el chocolate colocando en el fuego (fuego bajo) una cazuela con agua hasta más o menos la mitad. Debemos utilizar una cazuela en la que quepa un bol y se sumerja parcialmente en el agua, ya que fundiremos el chocolate al baño maría. Colocamos el bol y en su interior el chocolate troceado, el azúcar y la mantequilla.

  • Paso 4

    Mientras se va fundiendo despacio, hidrataremos las láminas de gelatina en un bol con agua. Una vez hidratadas y el chocolate fundido con todo lo demás, las agregamos a la cazuela removiendo a continuación para que queden perfectamente integradas.

  • Paso 5

    Ahora procedemos al montaje de la mousse. Mezclamos las yemas con el azúcar hasta que estén integradas. Luego añadimos 250 g de nata montada y volvemos a mezclar.

  • Paso 6

    Después agregamos el merengue y mezclamos. Luego hacemos lo mismo con el chocolate fundido hasta que consigamos una mezcla uniforme.

  • Paso 7

    Acto seguido, ponemos la mousse de chocolate en vasitos y los metemos en la nevera hasta que esté cuajados.

  • Paso 8

    Cuando lo estén, ponemos el resto de la nata en una manga, y decoramos los vasitos con un copete de nata. Y listo amig@s, hemos terminado ya la receta de hoy. La mousse de chocolate más sencilla y deliciosa que vais a encontrar. Me despido ya y os recuerdo que la próxima receta será en Cocina Familiar.


Descarga y disfruta la APP de Cocina Familiar:


Publicidad

VIDEO DEL DIA EN MI CANAL DE YOUTUBE (SUSCRIBETE)


Deja tu comentario


Síguenos en redes sociales


Colaboran con Postres Caseros:

   

Postres Caseros colabora con:

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información